Cali: modernidad urbana

Por Carlos Botero el Sáb, 02/12/2017 - 4:55am
Edición
345
Sección

perfil_bt

Por Carlos Enrique  Botero Restrepo

Arquitecto Universidad del Valle; Master en Arquitectura y Diseño Urbano, Washington University in St: Louis.

Profesor Maestro Universitario, Universidad del Valle. Ex Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Valle (de2012 a 2015) y Director del CITCE (Centro de investigaciones Territorio Construcción Espacio) de 2006 a 2010.


Muy probablemente el primer gesto de modernización urbana en Cali fue la decisión de erradicar de la Plaza de la Constitución, hoy Plaza de Caycedo, la actividad del mercado diario. Ya la pequeña aldea había pasado por toda la secuencia del mercado semanal, mercado dos días por semana, mercado tres días por semana, hasta que se convirtió en mercado permanente. Para entonces, durante la última década del siglo XIX, en Colombia se trazaron pautas para que, como resultado del mismo fenómeno en muchas otras ciudades y poblaciones, se levantaran los nuevos edificios que acogerían de manera permanente la actividad de mercadeo de los productos básicos para la olla familiar.

weqtfgawersdgrf
el primer gesto de modernización urbana en Cali fue la decisión de erradicar de la Plaza de la Constitución, hoy Plaza de Caycedo

Cuando el nuevo edificio fue declarado viejo se sustituyó por otro con volúmenes de líneas más “modernas” enfatizando la importancia tanto de la ciudad capital que crecía

Apareció la Plaza de Mercado en 1897  a la manera del momento, lo cual significa que no sólo se trasladaron las actividades sino que también el nuevo edificio cargó con el nombre del espacio de procedencia. Aunque también se lo denominó galería por una lejana relación con la tipología arquitectónica de claustro o pabellones abiertos y cubiertos organizados alrededor de patios, su sentido de modernidad estaba dado fundamentalmente por el hecho de ser un edificio nuevo para una actividad tradicional y permanente, aunque su espacialidad arquitectónica estaba relacionada con los edificios tradicionales de claustro: conventos, hospitales, escuelas, cuarteles y en general edificios institucionales. Cuando el nuevo edificio fue declarado viejo se sustituyó por otro con volúmenes de líneas más “modernas” enfatizando la importancia tanto de la ciudad capital que crecía, como la del centro de la ciudad en su condición de área jerárquica de toda la estructura urbana. Este último fue finalmente demolido para dar paso al frustrado plan de renovación urbana que solo dejó como constancia al Palacio de Justicia actual rodeado de todo el deterioro progresivo de sus alrededores hasta el momento actual del nuevo ensayo de renovación con el proyecto de Ciudad Paraíso.

asdfdevfdfvb fv
definir un verdadero Plan Maestro de Equipamientos Colectivos

Y aquí viene otro intento de modernizar la estructura urbana de Cali: la creación de nuevas plazas de mercado estratégicamente distribuidas por la ciudad. Con las plazas de mercado de los barrios Alameda, Santa Helena, Porvenir, Alfonso López y Siloé, construidas una tras otra desde la década de los cincuenta, se pretendía impulsar un proceso de lo que hoy, en términos del POT, equivaldría a nuevas centralidades, con las que se intentaba bajar presión sobre el centro de la ciudad y evitar a los habitantes de los barrios del pericentro y de las afueras, viajes cada vez más prolongados, costosos y estresantes.

solamente la Plaza del Alameda, de entre todas, mantiene una actividad febril, atractiva e intensa

Como todo proyecto que se abandona, solamente la Plaza del Alameda, de entre todas, mantiene una actividad febril, atractiva e intensa, seguramente como resultado del hecho de que los barrios bajo su influencia inmediata conservan actividad residencial permanente.

La lección que deja la historia de las plazas de mercado en Cali, al menos una de las experiencias urbanísticas más significativas, es que la ciudad ha dejado sueltas y abandonadas iniciativas de profundo sentido de desarrollo que, por ello, quedan relegadas a su suerte y a los designios de la ley de oferta y demanda del mercado inmobiliario.

qdsgvfasdfvedv
quedan relegadas a su suerte y a los designios de la ley de oferta y demanda del mercado inmobiliario

Aquí es donde aparece hoy la necesidad de pensar y definir un verdadero Plan Maestro de Equipamientos Colectivos

Por supuesto, una de las explicaciones de esta falta de evaluación de experiencias y de abandono de iniciativas, es la discontinuidad en el manejo administrativo de la ciudad cuyo alcalde era cambiado a discreción de los intereses politiqueros locales que no permitían mantener un mínimo programa de planeamiento para el desarrollo urbano. Aquí es donde aparece hoy la necesidad de pensar y definir un verdadero Plan Maestro de Equipamientos Colectivos, así como se está definiendo uno para la Movilidad y vendrán otros como el de Vivienda y el de Espacio Público.

Búsqueda personalizada