No más aumentos de impuestos

Por Ana Lucia Arango Marín

Economista

La Reforma Tributaria es uno de los temas candentes de actualidad. El Ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry y el Director de la DianJuan Ricardo Ortega,  recientemente estuvieron en el Congreso de la República presentando los lineamientos de la Reforma Tributaria, la cual ha generado muchas especulaciones y rectificaciones del Presidente de la República.  Por ello el Ministro, la reforma es reforma hasta tanto le dé el visto bueno Juan Manuel Santos, quien ratificará los principales puntos y la estará presentando en la próxima legislatura, que se inicia el 20 de julio.

El craso error fue filtrar la propuesta de subir el IVA  al 5% en los productos de la canasta familiar, lo que más ha tocado a los estratos de clase baja y media, el Ministro de Hacienda sobre este tema dijo primero, que la propuesta de subir el IVA era de los técnicos de la DIAN, que hasta el momento el Gobierno no está planeando elevar el IVA y hasta que no lo evalúen, no lo incluyen dentro de la reforma, que lo que  si es seguro, es que la reforma tributaria va a castigar a los que evaden impuestos. Días después el mismo Ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry, reconoció que sí se está pensando en imponer un impuesto del 5%, pero que a los sectores más pobres (estratos 1 y 2) se les devolverá más de ese valor que van a pagar, a través de un mecanismo especial.

Escuchando las contradicciones del señor Ministro, en el borrador extra oficial que se conoce de la reforma tributaria, hay una extensa lista de productos de la canasta familiar que tendrán un impuesto de 5%,la gran mayoría de estos alimentos hoy no pagan impuestos,  los alimentos que han generado mas controversia son:

Carne de res, porcina, aves, pescado, productos de mar, leche y nata Queso fresco, huevos, miel natural, cebollas, tubérculos, raíces, papas, tomates, hortalizas, lechuga, zanahorias, nabos, remolachas para ensalada, raíces y tubérculos, bananos o plátanos, uvas Melones, sandías, papas, manzanas, peras cerezas, duraznos, café, incluso tostado o descafeinado, trigo, Cebada, Avena, Maíz, Arroz, Sorgo, alpiste, soya y demás cereales., semillas, frutos y esporas, para siembra, azúcar de caña, pastas alimenticias, sal, etc.

En esta Reforma también se hace mención de que se bajaría la tarifa de renta, del 33% a 27%, pero al mismo tiempo se gravarían los dividendos, las remesas y las utilidades giradas al exterior, lo que indudablemente estaría vulnerando la palabra del candidato Presidencial Juan Manuel Santos, cuando clara y contundentemente se lo dijo al profesor Mockus con mucha seguridad: “No subiré los impuestos, lo escribo en piedra de mármol” (Ver video adjunto)

Tiene sobre sus curules también el proyecto de ley para regalar la lotería de 100 mil viviendas, a un costo de $4.3 billones, garrote por un lado y zanahoria por el otro. Que no se trate la reforma de buscar dineros para el asistencialismo orientado a la reelección del Presidente. En la tributaria los padres de la patria se la juegan a favor del Gobierno o a favor del pueblo, es algo que deben pensar, para que no se cometan más atropellos con nuestros conciudadanos. No entendemos como  dice el Presidente Juan Manuel Santos, luego del Consejo de Ministros que se cumplió en Tibú (Norte de Santander), que el principal objetivo es lograr un sistema impositivo más justo y más progresivo. ¿Será subiendo impuestos regresivos?

Sin reforma pensional, con la fracasada política social de los países europeos con crisis en su peor momento y con la experiencia del Gobierno de la gente 1994- 1998, en donde se excedió en el gasto público y se quebró la economía, no debemos apoyar esta reforma tributaria. Es inconveniente, en la medida que no se estructura de las finanzas públicas nacionales en el largo plazo para el desarrollo económico y social, sino que se presentan reformas coyunturales para atender los deseos proselitistas de un Gobierno que está en campaña electoral. Por ello debemos unirnos los colombianos y clamar: NO MÁS AUMENTOS DE IMPUESTOS.