Decálogo para peatones en Cali

Por Benjamín Barney Caldas

Como dice el diccionario, decálogo es un conjunto de normas o consejos que (aunque no sean diez) son básicos para el desarrollo de cualquier actividad, como por ejemplo la de los peatones, que son las personas que van a pie por una vía pública, las que en las ciudades actuales son calles que tienen andenes para los peatones y calzadas para los carros, y que discurren entre edificios o solares. El andén, específicamente, es el corredor o sitio destinado para caminar, mientras que la calzada, que es la parte central comprendida entre dos andenes, es para la circulación de vehículos. En conclusión :

1- Camine únicamente por los andenes. Si en sus recorridos habituales están ocupados, por carros u otros usos, en mal estado, o no existen, como sucede con vergonzosa frecuencia en Cali, reúnase con los otros usuarios conocidos para adelantar una Acción Popular en un Juzgado, y poder exigirle a las Autoridades respectivas que tomen cartas en el asunto. Piense que la mayoría de los muertos en accidentes de tráfico en esta ciudad son peatones.

2- Cruce las calles de preferencia por las esquinas, independientemente de que no esté demarcado un paso peatonal, y hágalo por delante de los carros cuando exista al menos una señal de “pare”. Y si debe cruzar por la mitad de la cuadra, hágalo sólo cuando no haya carros a la vista y nunca corriendo. Piense que son precisamente los casos en que los peatones son atropellados con más frecuencia y que es su culpa.

3- No interrumpa la circulación de los otros, especialmente cuando los andenes son estrechos como es el caso lamentable de Cali en casi todas partes. No se detenga intempestivamente para devolverse o cambiar de dirección o saludar a alguien o para hablar por su celular o encender un cigarrillo, pues pueden venir más peatones detrás suyo. Piense en que los demás pueden ir apurados.

4- Ceda el paso en los andenes  a los que tengan impedimentos para caminar. Como ciegos o cojos, (invidentes y discapacitados que dicen ahora), pero también a los obesos, enclenques o ancianos o mujeres embarazadas o personas con niños pequeños o paquetes o maletas o carritos. Sea considerado y cortés con los demás que comparten el andén con usted. Piense que le gustaría que ellos lo fueran con usted.

5- Sea tolerante con los conductores que tienen que entrar o salir de garajes o estacionamientos, los que deben esperar a que los peatones pasen. La presencia de un vado y la correspondiente puerta del garaje o estacionamiento, le deben indicar que debe ceder el paso al vehículo, considerando que cuando no hay antejardín y el carro sale en reversa. Piense que su conductor no puede verlo a usted.

Piense que en algún momento todos los días todos los años, la gran mayoría de los ciudadanos tienen que caminar por algún tiempo por alguna calle de la ciudad, es decir, que son peatones, que tienen derechos y obligaciones como tales. Únase a través de caliescribe.com a un campaña para exigirle a las autoridades competentes que los semáforos tengan tiempo para los peatones, que se demarquen pasos peatonales en todas las esquinas, que estén rebajadas en círculo y no con ridículas rampitas, y que se ubiquen correctamente los pasos pompeyanos.

Y que hagan andenes amplios, llanos y arborizados.